Tumores de la vejiga

Tumores de la vejiga urinaria

0 69

Los tumores de la vejiga urinaria se descubren generalmente a causa de una hemorragia en la orina que lleva a un estudio y a un diagnóstico de tumor. Es importante saber que no siempre los tumores de la vejiga son malignos, es decir verdaderos cánceres que pueden acabar con la vida de quien lo sufre. En ocasiones pueden ser tumores benignos (por decir que no se extienden fuera de la vejiga) y no suelen poner en peligro la vida del paciente.

Para entenderlo mejor, es preciso hacer una breve descripción de la anatomía de la vejiga. En palabras sencillas diremos que la vejiga es una bolsa donde se acumula la orina que viene de los riñones, hasta que llegue el momento de orinar. Esta bolsa está tapizada internamente por una fina membrana que llamamos mucosa (en términos más técnicos también se llama urotelio que quiere decir superficie urológica). El resto de la bolsa es un músculo que al comprimirse produce la evacuación de la orina durante la micción. Entre estas dos capas, se encuentra una fina lámina de tejido conjuntivo que llamamos submucosa (por encontrarse debajo de la mucosa).

Los tumores de la vejiga se originan siempre en la capa interior, es decir en la mucosa o urotelio. Muchos de estos tumores se mantienen en la mucosa o, a veces, llegan hasta la submucosa. Estos tumores nunca salen de la vejiga lo que quiere decir que no producen metástasis. No son por lo tanto, verdaderos cánceres o por lo menos lo que la mayoría de la gente entiende por un cáncer. Los llamamos tumores vesicales no invasivos. Su tratamiento es local, por medio de cirugía y, en ocasiones, por medio lavados vesicales con diferentes substancias que reducen la probabilidad de que el tumor reaparezca después del tratamiento. Porque estos tumores, aunque teóricamente sean «benignos», tienden a reporducirse y a necesitar de tratamientos repetidos.

Otros tumores, que también se originan en la capa superficial o mucosa, desde su origen tienden a invadir, no solo la submucosa sino el músculo de la vejiga. Los llamamos tumores invasivos. Estos tumores son verdaderamente malignos, verdaderos cánceres, y pueden extenderse localmente fuera de la vejiga o incluso enviar metástasis. Su tratmiento ha de ser muy agresivo mediante cirugía radical, radioterapia y quimioterpia. En muchos casos hay que combinar varios de estos tratamientos.

Por lo tanto, es importante diagnosticar si el tumor es invasivo o no invasivo porque tanto el pronóstico como el tratamiento son muy distintos.

Hemos descrito aqui el cuadro general, muy simplificado para los no entendidos, de los tumores de la vejiga urinaria. Como tantas veces ocurre en medicina hay excepciones y matices que trataremos en otra oasión.

About the author / 

Dr. Rafael Romero

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *